Selección Mexicana

Jugó en la Selección Mexicana y fracasó, ahora es arquitecto

Era el reemplazo de Adolfo Bautista en Chivas y de Cuauhtémoc Blanco en la Selección Mexicana, pero no le alcanzó.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 19:17

Varias generaciones han pasado sin pena ni gloria por la playera de la Selección Mexicana, muchos de ellos marcados por traumas que los llevaron a abandonar al combinado nacional o, incluso, a dejar el deporte de lleno para dedicarse a mundos totalmente paralelos en comparación a las tajadas que se manejan dentro del futbol.

Uno de los grandes casos no sólo de fracaso sino de decepción para la afición de las Chivas de Guadalajara y para la Selección Mexicana, fue el que protagonizó el mediocampista ofensivo Sergio "Gaucho" Ávila, quien era considerado como el heredero de Adolfo Bautista y terminó cambiando las porterías por los planos.

Sergio Ávila debutó en el conjunto tapatío en 2005, cuando la escuadra se encontraba plagada de lesiones y necesitaba echar mano de su cantera, por lo que ascendieron al primer equipo al juvenil del Tapatío. Pero el verdadero despunte fue cuando el equipo que dirigía José Manuel de la Torre cedió a la Selección Mexicana a seis jugadores para concentrarse rumbo a la Copa del Mundo de Alemania 2006, ahí entró en la disputa de un puesto en la escuadra titular.

Más sobre la Liga MX: A 25 años del descenso: Lo que Cemex invirtió para ahora hacer a Tigres, el mejor equipo del continente

Foto: Goal.com

Hasta 2007 el denominado "Gauchito" logró consolidarse en la oncena titular que ponía el Rebaño Sagrado cada fin de semana, pues se juntó con la oportunidad de que su técnico en divisiones inferiores, Efraín Flores, fuera ascendido a dirigir a la escuadra de la Perla Tapatía, donde los éxitos del juvenil lo llevaron a la Selección Mexicana que disputó el Preolímpico de 2008 en California.

Tras el fracaso conocido como Fantasma de Carson, donde la escuadra preolímpica que dirigía Hugo Sánchez quedó eliminada de fase de grupos tras no marcarle el sexto gol a Haití, Ávila se fue en declive y decidió poner fin a su carrera en 2012, momento en el que se dedicó a acabar su carrera como arquitecto y ahora es profesor de la Universidad del Valle de Atemajac.

Más sobre la Liga MX: A 25 años del descenso: Lo que Cemex invirtió para ahora hacer a Tigres, el mejor equipo del continente

 

Valorar noticia