Pumas

Ni Gignac ni Cardozo: El lujo más extraño que Cabinho pidió en Pumas y nadie más tuvo en el mundo

El máximo goleador de los Pumas y de la Liga MX prohibió ser convocado en una fecha especial, aún si hubiera un partido importante.
jueves, 25 de marzo de 2021 · 05:30

A pocos días de arrancar con la semana santa, recordamos al exfubolista de Pumas y Atlante, Evanivaldo Castro Silva, mejor conocido como Cabinho, puesto que el delantero solía establecer algunas cláusulas en sus contratos con los clubes, para priorizar su religión, por lo que el máximo goleador de los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Liga MX nunca disputó un juego programado durante un Viernes Santo. 

Cabinho, quien marcó 166 goles con el club de la universidad y un total de 312 distribuidos en Atlante, León y Tigres, se convirtió en uno de los jugadores extranjeros más importantes en toda la historia del balompié nacional. El nacido en Salvador de Bahía, Brasil, debutó en 1969 con el Flamengo carioca; sin embargo, fue en México donde desarrolló la mayor parte de su trayectoria como futbolista profesional.

El exatacante brasileño tenía una profunda y muy arraigada fe a la religión Cristiana, motivo por el que solía priorizar las fechas importantes en el mundo de sus creencias, por encima de su profesión como jugador de fútbol, misma que le significaba el mismo amor y pasión, pero nunca por encima de su religión. 

Más sobre la Liga MX: El crack que bailó a Club América, lo expulsaron y salió del Azteca directo a una fiesta

Foto: El Universal 

De acuerdo con el periodista de TUDN Francisco Javier González, ‘Cabo’ establecía en todos sus contratos una cláusula en particular, misma que estipulaba que el delantero prohibía ser convocado para disputar juegos en Viernes Santo y que, incluso, eso lo llevo a perderse juegos de gran importancia. 

Llegó al equipo de los Pumas de la UNAM para la temporada de 1974 y permaneció ahí hasta 1979, cuando fue transferido a los Potros de Atlante y luego con León. Cabinho regresó al fútbol brasileño con el Paysandu para disputar la temporada de 1985-86 y se retiró en su regreso a México, tras disputar un torneo con los Tigres de la Universidad de Nuevo León. 

Más sobre la Liga MX: El crack que bailó a Club América, lo expulsaron y salió del Azteca directo a una fiesta

 

Valorar noticia