Selección Mexicana

La excusa de Gerardo Martino para llamar a David Ochoa y dejar fuera de la selección mexicana a Carlos Acevedo y Sebastián Jurado

Gerardo Martino convenció a otro mexicoamericano, el portero David Ochoa, quien sería parte del proceso de selecciones y no llamar a Carlos Acevedo y Sebastián Jurado
jueves, 12 de agosto de 2021 · 20:46

El entrenador de la selección mexicana, Gerardo Martino, ha convencido al segundo jugador nacido en Estados Unidos pero con orígenes mexicanos para que formen parte del Tri, aun cuando ya vistieron la playera de las barras y las estrellas. El portero David Ochoa, quien estuvo en el preolímpico con EE. UU. ya obtuvo sus papeles para poder formar parte de la selección mexicana.

La idea de Gerardo Martino es que el Tri tenga un recambio de jugadores en puestos específicos, uno de ellos la portería que está custodiada por Guillermo Ochoa. El Tata ve que detrás de Paco Memo están otros porteros ya con años encima como Alfredo Talavera y Rodolfo Cota. Si bien hay otros porteros que vienen con el proceso olímpico, Martino prefiere a David Ochoa.

El portero mexicoamericano tiene 20 años y es titular en el cuadro Real Salt Lake City de la MLS. La selección estadounidense lo invitó a formar parte del preolímpico donde se desencantó y prefirió optar por aceptar el llamado del Tri. Luis Malagón y Sebastián Jurado fueron parte del grupo olímpico, pero ninguno a despuntado en primera como lo hace David Ochoa.

De ahí que Gerardo Martino le interese que un portero a su edad y con minutos en primera división pueda estar en la selección mexicana. Con un año y medio para el mundial de Qatar la idea es que David Ochoa se sume a la convocatoria como suplente de Guillermo Ochoa quien para el 2022 adelantó que dejaría la selección mexicana.

Más de mexicanos por el mundo: Diferentes presentes, pero el noble gesto que une a Hirving Lozano con Gullit Peña y el primer salario que ganaron en Pachuca

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia