Selección

(VIDEO) Jaime Lozano se tendrá que volver a comer sus críticas a los naturalizados

El entrenador nacional vivirá un 2024 sucumbido de nueva cuenta por el sistema de Selecciones Mexicanos que no lo dejan tomar sus propias decisiones

El entrenador nacional vivirá un 2024 sucumbido de nueva cuenta por el sistema de Selecciones Mexicanos que no lo dejan tomar sus propias decisiones

Jaime Lozano, el director técnico de la Selección Mexicana, me acuerdo cuando fue nombrado estratega nacional en toda esa vorágine de cambios, de sí y de no, de resultados, de necesidad y de cambios de directivos, se había dicho que no irían por naturalizados; bueno, desde antes lo había dicho, pero el sistema, usted ya saben quienes son, evidentemente lo llevan a que incluso se integre un futbolista que ni papeles tenía al Centro de Alto rendimiento de la FMF, como lo fue Julián Quiñones.

 

Y que no se malinterprete, ojalá que Quiñones se vuelva un monstruo, deseamos que sea un monstruo dentro de la cancha; ahora, cuando se voltea a ver ese rubro, se lanza otro nombre como el de Álvaro Fidalgo, que casualidad que sea del América. Es un hecho que el sistema es más poderoso que cualquier individuo, permea, es como una sanguijuela, te succiona y te dice qué hacer; entonces, el proceso hacia la próximo Copa del Mundo del cual no habrá eliminatoria, que no habrá la presión de cómo van a calificar porque son país sede, lo que permite que se puedan hacer muchas cosas.

Primero se habla de un cambio regeneracional, después se echaron para atrás y regresaron a los experimentados; se dijo que no a los naturalizados, también echaron reversa, apareciendo ya Julián Quiñones y hasta pueden aparecer otros, ya que el camino está pavimentado para llegar a la próxima Copa del Mundo sin el estrés de una posible clasificación. Ojalá que Julián Quiñones y los vengan, no sean como los naturalizados que hemos tenido y que no nos han dado ningún diferenciador.

La realidad es que no nos han dado jugadores que nos den un diferenciador en Copas del Mundo no para lograr llegar al quinto partido, sino el dejar de ser una selección que solamente ambienta. Tranquilidad para todos que el negocio está dado, desde hoy que es diciembre de 2023 para arrancar 2024, vendan todos los paquetes comerciales para el próximo Mundial y los partidos de preparación que vaya haber, donde no hay presión de que el público se te eché encima por no vencer a los rivales.

El sistema es el enemigo número 1 del ‘Tricolor’

 

De igual modo, metes a jugar sin presión a Quiñones o a los que traigas, porque no hay un cosa que ponga en riesgo tu negocio para la Copa del Mundo, sino corren, hacen y deshacen; entonces, si va a aparecer otro naturalizado mexicano ojalá sean diferenciadores y que no nos demos cuenta después en el Mundial, del fiasco al que nos han llevado algunos directores técnicos presionados por el sistema que hay en este país. Ojalá y no se fracase en ese rubro otra vez.

 

Más noticias